Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes

¿ Por qué mi gato no come?

¿ Por qué mi gato no come?

Por qué mi gato no come

En general, los gatos se comen la comida que le ponen sin mucha vacilación. Por otro lado, hay algunos gatos que no muestran mucho entusiasmo por ciertos alimentos. Pero lo que es preocupante es que tu gato no muestre ningún interés por su comida. Así que, si te preguntas “¿ por qué mi gato no come?“, aquí te mostramos algunas razones por las que esto puede ocurrir y qué hacer para ayudar a tu gato a obtener la nutrición que necesita para mantenerse sano.

Asegúrate de que tu gato está sano

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que tu gato tiene un buen estado de salud. Si tu gato siempre ha sido de buen comer y de repente pierde el apetito, esto es algo que debe preocuparte de inmediato – especialmente si tiene sobrepeso. Si además ha adelgazado recientemente o tiene vómitos o diarrea, es el momento de hacer una visita al veterinario. Una vez que los problemas hayan sido diagnosticados y tratados, el apetito de tu gato debería volver rápidamente.

Preferencias de comida de los gatos y malos hábitos

Si tu gato no tiene ningún problema de salud, quizá necesites valorar la posibilidad de que tu gato haya adquirido malos hábitos. Dar a tu gato golosinas adicionales durante el día que son más sabrosas e interesantes que su dieta normal, por ejemplo, puede provocar que tu gato desarrolle un apetito demasiado exquisito con el tiempo. Si en tu casa hay muchas personas a las que les gusta darle a tu gato golosinas o algunos alimentos especiales durante el día, esto puede dar lugar a algunos problemas graves, como la obesidad.

Algunos gatos aguantan el hambre hasta que se les da algo que simplemente sabe mejor que la comida seca para gatos. Aquí es donde tú necesitas hacer algunos cambios y dejar de reforzar ese mal comportamiento. La comida para personas y las golosinas en exceso sólo causan aumento de peso y no proporcionan una nutrición equilibrada. Tu gato necesita comer de manera nutricionalmente equilibrada y en cantidades adecuadas todos los días para mantenerse sano.

Deja de darle alimentos adicionales y golosinas especiales y limítate a una rutina de alimentación diaria programada. Si es posible, pon en su comedero una pequeña cantidad de comida varias veces al día, ya que los gatos tienden a ser “grandes picoteadores”. Pon la cantidad adecuada de alimentos a la misma hora cada día y espera a que se la coma. Si tu gato no se quiere comer la comida que le ofreces, inténtalo de nuevo más tarde. Si sigue sin querer comérselo, siempre y cuando él esté en buena salud y no esté obeso (o diabético), espera aproximadamente un día y con suerte el hambre se hará cargo. Esto ayudará a estimular su apetito por la comida para gatos y después de un corto período de tiempo debería haber aprendido que ese alimento es el único que va a obtener todos los días.

Opciones de comida para tu gato y métodos de alimentación

Comprueba la comida que estás ofreciendo a tu gato para asegurarte de que no está en mal estado o fuera de fecha. Ésta puede ser una razón por la que tu gato de repente no está mostrando interés por su comida. Asegúrate de que la comida para gatos que le estás ofreciendo es segura, nutritiva y consistente. No cambies a menudo la marca de comida para gatos que utilizas, ya que esto puede alterar su sistema digestivo. Si quieres probar un nuevo sabor o una marca diferente, haz el cambio poco a poco y mezclando la comida actual con un poco de la nueva comida, hasta que la ración esté compuesta únicamente de comida nueva. Un nuevo sabor podría ser suficiente para estimular el apetito.

Si tu gato no quiere comer comida seca para gatos, no importa, ya que la comida enlatada es aceptable. Además, hay algunos trucos que puedes probar para atraer a tu gato hacia su comida. Puedes probar con otra marca o sabor de comida que podría gustarle más a tu gato. Mezclar una o dos cucharadas de comida enlatada con croquetas secas puede dar un impulso a su sabor. La comida de gato enlatada puede calentarse ligeramente en el microondas (en un plato o recipiente apto para microondas), o puedes poner un poco de agua caliente o caldo de pollo en la comida seca para darle un aroma adicional.

Mantén una actitud positiva y paciente

Tu gato puede estar respondiendo negativamente a tus formas de comportamiento durante las comidas. Él puede estar disfrutando de la atención extra que le dan cuando no se come su comida, y esto sólo refuerza el mal comportamiento. Mantente fuera de la zona mientras que tu gato come y proporciónale un lugar tranquilo y seguro para comer solo, lejos de las distracciones o la competencia con otros animales domésticos. Ofrécele su comida durante un corto período de tiempo y luego quítasela. Esto le enseñará a tu gato a comer a ciertas horas de forma regular.

Por encima de todo, sé paciente con tu gato y vigílalo de cerca para detectar cualquier signo de enfermedad. Trabaja con tu veterinario si, en algún momento durante el proceso, algo te preocupa sobre la salud de tu gato. El tiempo, la auto-disciplina y la consistencia son claves “curar” a un comensal quisquilloso.

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s