Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes

Por qué es mejor escuchar que hablar, en una relación matrimonial

Por qué es mejor escuchar que hablar, en una relación matrimonial

Por qué es mejor escuchar que hablar, en una relación matrimonial

A veces estamos más que dispuestos en dar nuestro punto de vista y decir lo que queremos decir. Sin embargo, existen más beneficios cuando esperamos y escuchamos.

Es relativamente frecuente en una discusión matrimonial, que llegue un momento en donde no sabemos si vale la pena continuar una conversación, ya que no estamos llegando a ninguna parte. ¿Suena conocido y familiar? Es una imagen que si no fuera dolorosa sería casi cómica. Un argumento se vuelve en una pelea que, a veces, tiene un propósito: convencer a la otra persona que nosotros tenemos la razón y ella está completamente equivocada. Desde el momento en que tomamos esta actitud nuestro propósito principal es de hablar y convencer, ya no escuchamos, de hecho usualmente ya sabemos lo que vamos a decir antes de que la otra persona haya terminado de hablar. Frustración y enojo eventualmente cubren la conversación y esta acaba sin que nada se haya resuelto.

La mayoría de las parejas que vienen a mi oficina dicen que quieren mejorar su comunicación como pareja. Y aunque es cierto que se puede mejorar mucho la calidad en que comunicamos lo que pensamos y sentimos, la mayoría del problema viene del no escuchar y hablar de más. Cuando logro que la conversación se vuelva más lenta, y les pido que repitan lo que entendieron que dijo la otra persona, por lo general se dan cuenta que no estaban escuchando y que perdieron la intención detrás de las palabras que ya se han hablado. Es por esto mismo, que el escuchar es mucho más importante que el hablar. Los beneficios de saber escuchar ayudan no solo en momentos de conflicto sino en la comunicación general que sucede a diario.

  1. El escuchar limita sentimientos de enojo y frustración: Cuando escuchamos con atención a nuestra pareja estamos más en conexión con lo que ella siente. El sentir, o tener esta empatía siempre ayuda a disminuir nuestros propios sentimientos de enojo y frustración pues rápidamente podemos sentir el dolor y frustración de nuestra pareja y no solo el nuestro.
  2. El escuchar provoca un cambio radical de actitud: Como se mencionó antes, es frecuente que cuando queremos hablar, tenemos la actitud de “quiero demostrarte que yo estoy en lo correcto”. Por otra parte, cuando deseamos escuchar, nuestra actitud cambia a la de querer entender a nuestra pareja. Este cambio de actitud hace una diferencia enorme en cómo nos comunicamos y cómo termina el diálogo.
  3. El escuchar provee un tiempo para organizar lo que nosotros mismos queremos decir: Cuando queremos ser escuchados y hablamos de más, nuestras palabras usualmente son impulsivas y sin tacto. El escuchar nos ayuda a entender a nuestra pareja y a nosotros mismos. En el momento en donde estamos escuchando podemos organizar lo que sentimos de tal forma que lo comunicamos de manera más eficiente y es simplemente lo primero que se nos viene a la cabeza.

Es necesario que cuando sentimos el impulso de hablar, debemos detenernos, para poner atención. Toma tiempo acoplarse a esta nueva actitud, pero cuando decidimos entender más que estar en lo correcto es cuando el ritmo de la conversación cambia por completo. El hablar es importante pero nunca podrá compensar a alguien que escucha primero y luego abre la boca.

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s