Por qué utilizar tónicos
A pesar de que muchas mujeres no le dan la importancia que se merece, el tónico es imprescindible para el cuidado facial. Está claro que las toallitas desmaquilladoras son lo más rápido cuando llegamos cansadas tras una noche de marcha o después de una dura jornada laboral. Sin embargo, todas deberíamos cuidar más la salud de nuestra piel, ya que el abuso del maquillaje y una mala retirada del mismo pueden hacer mella en el rostro provocando la aparición de acné, puntos negros y manchas. Es en este momento donde entran en juego los tónicos.

Los encontrarás hidratantes para pieles secas, calmantes para pieles sensibles, purificantes para rostros grasos y hasta reafirmantes para pieles maduras. Una vez que lo uses a diario, no podrás estar sin él. Te explicamos por qué debes utilizar los tónicos a continuación.

Especialmente aconsejable para la zona de los ojos

En primer lugar, debes tener en cuenta que los tónicos permiten acabar con todo el maquillaje que las toallitas o los desmaquillantes no son capaces de eliminar. Es especialmente aconsejable para la zona de los ojos si quedan restos de rímel, sombra o eyeliner.

Por qué utilizar tónicos

Evitar signos prematuros de le edad

Por otro lado, el tónico es muy beneficioso para la piel del rostro en general, y ya no solo por la higiene, que permitirá que no lleves restos de maquillaje, sino para que no aparezcan signos prematuros de la edad.

Así, los tónicos te ayudarán a que tu piel luzca resplandeciente y a que se mantenga joven y fresca. Y es que debes tener en cuenta que la piel tiene memoria y el envejecimiento prematuro se debe en muchos casos al abuso de cosmética.

Por qué utilizar tónicos

Frescor, hidratación y equilibrio

Por si fuera poco, aporta frescor, hidratación, y equilibrio. Por eso, también es bueno aplicarlo antes de cualquier tratamiento cosmético, porque prepara la piel para recibir la crema, el contorno de ojos, el serum…

¿A qué esperas para introducir el tónico entre tus productos habituales de belleza?