Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes

Titanfall: Impresiones beta para Xbox One, PC y 360

Titanfall: Impresiones beta para Xbox One, PC y 360

Mi primer contacto con Titanfall fue durante la pasada Gamescom 2013 de Colonia. Una simple partida en el escenario de Angel City valió para convencerme de la calidad que prometía la propuesta de Respawn. Ahora, más de seis meses después y con solo un mes de margen para que el título llegue a las estanterías en versiones Xbox One y PC (en 360 tendremos que esperar hasta el 27 de marzo), hemos podido degustar más en profundidad este juego de acción multijugador. El resultado es simplemente espectacular hasta el punto de que nos ha costado separarnos del mando de control para escribir estas líneas.

Lo primero que queda claro en Titanfall es que bordea la fina línea entre la innovación y el conformismo, usando el esquema clásico de Call of Duty de habilidades y configuración de personaje, pero añade un sinfín de capas de sofisticación tales que Respawn Entertainment se ha visto obligada a comenzar con un casi indispensable tutorial. Sí amigos, cuando lleguemos a casa después de hacernos con este esperado lanzamiento y soportemos el tedioso periodo de instalación tendremos que aprender a jugar. Toda una demostración de que las intenciones son ir más allá de lo establecido dentro de un género, el de los shooters en primera persona, que nos conocemos de memoria y en el que la originalidad y el riesgo brillan por su ausencia.

Como os hemos contado en anteriores avances la gran novedad viene de la mano de la verticalidad de los combates, gracias a unos soldados con habilidades casi sobrenaturales para la escalada. Apoyarnos en paredes, dobles saltos, carreras verticales… Las posibilidades del jugador de a pie son de lo más amplias y accesibles. Y sí, requieren que aprendamos las bases antes de poder sumergirnos en la jugabilidad del título. Lo mismo ocurre con la otra gran novedad de Titanfall, los titanes, gigantescas máquinas cargadas hasta las tuercas de armas y que carecen de la habilidad de saltar como contrapartida a su potencia de fuego. Una vez más, no todo será aprender a usar su fuego principal y las habilidades, sino que las sutilezas que encierra el manejo de estos gigantes de metal requieren de horas de juego. Es más, podría decirse que esa es la mayor virtud de este ambicioso proyecto, ser un título de sutilezas. Uno del que es difícil hablar dado que los matices de su jugabilidad son tantos que resultan complicados de contar. Sin embargo, vamos a intentarlo.

titanfall beta

En la beta existen tres modos de juego bien diferenciados: Attrition (el todos contra todos por equipos clásico), Hardpoint Domination (Dominación por equipos de tres puntos del mapa) y Last Titan Standing (El último jugador en pie gana, con todos comenzando a bordo de un Titán). Hasta este punto nada extraordinariamente novedoso. Sin embargo el devenir de las partidas es netamente diferente. Para empezar la agilidad de los pilotos marca el ritmo de juego, acelerado y frenético. Los enfrentamientos son continuos y la dificultad viene por la incertidumbre a la hora de enfrentarnos a una amenaza. Donde en anteriores juegos había una entrada y una salida, ahora los enemigos también pueden venir de arriba o abajo con mayor frecuencia por los dobles saltos y demás filigranas. Quizás en los primeros momentos no se use tanto la habilidad de impulsarse en los muros, conformándonos con dobles saltos para llegar al piso superior, pero es cuestión de tiempo que los jugadores aprendan a usar esta habilidad y conozcan los mapas con suficiente presteza como para usarlos a su favor.

Esto a pesar de que el número de jugadores humanos en la partida es de 12 en total, divididos en dos equipos de 6 jugadores. También teniendo en cuenta que el tamaño de los mapas es muy superior al de cualquier escenario de un shooter bélico estándar. Esta polémica decisión de Respawn Entertainment respecto a Titanfall nos parece más que acertada una vez con el juego en marcha, consiguiendo el equilibrio justo para permitirnos reaparecer y plantearnos una estrategia sin caer bajo el fuego enemigo una y otra vez. Parte del secreto para conseguirlo es la existencia de los soldados controlados por la IA, de dos tipos, pero generalmente simple carne de cañón sin demasiado poder ni inteligencia que nos servirán para encadenar puntuaciones y mantenernos ocupados en todo momento. Un acierto este añadido, que además nos hará sentir casi como si estuviéramos en un modo campaña superpoblado (aunque aún no hayamos visto nada de un supuesto modo campaña).

¿Cómo afectan estos enemigos al fluir de las partidas? ¿Sirven para algo? Sí, efectivamente, cada muerte de estos enemigos menores valdrá un reducido número de puntos que se reflejarán en nuestro marcador. También lo harán las asistencias, venganzas o muertes de jugadores humanos y titanes, todos en mayor o menor medida, sumando puntos que se añadirán al marcador de nuestro equipo. Sin embargo, el gran cambio es que aquí las ‘rachas’ no existen como tal, sino que estos puntos nos servirán para restar segundos al marcador que nos permitirá pedir un titan. De esta forma, la pieza de maquinaria que da nombre a Titanfall deja de ser una exquisitez al alcance de los mejores para convertirse en una tuerca más del engranaje de cada partida, ya que cada jugador tendrá, como mínimo, la posibilidad de pedir un titán cuando quiera.

Es decir, nuestro nuevo mejor amigo en Titanfall estará al alcance de todas las habilidades, llegando las sutilezas con ello incluso al hecho de pedir este refuerzo o no. ¿Correr y pedirlo en cuanto esté disponible? ¿Esperar a que no haya ningún titán en liza para maximizar nuestra puntuación? La superioridad de fuego de este robot gigante es innegable (al menos el Atlas, el único modelo de los tres revelados que aparece en la beta), pero ni siquiera eso se traduce en que estemos a salvo dentro de su cabina. Como pilotos nuestras posibilidades son amplias, incluso llegando al extremo de poder bajarnos de nuestro amigo y pedirle que nos siga o cubra un punto concreto (con todas las implicaciones estratégicas que ello conlleva).

titanfall xbox one 360 pc

Por ejemplo podremos deslizarnos dos veces a gran velocidad y tendremos dos habilidades a nuestra disposición, además del arma que llevemos equipada. El deslizamiento valdrá tanto para perseguir a la presa como para escapar de una emboscada, añadiendo una nueva capa de sofisticación a la densa -pero natural- jugabilidad de Titanfall. Por si no fuera suficiente, se nos permitirá personalizar nuestro titán con una habilidad ofensiva y otra defensiva. Las opciones ofensivas de la beta son una salva de 10 misiles o un misil fijado a nuestro enemigo. Las defensivas, un escudo capaz de frenar y devolver el fuego enemigo o humo que desactivará todos los artefactos electrónicos y perturbará la vista de nuestros rivales. En ambos casos, tras usarlos necesitarán un periodo de carga para volver a utilizarlos.

Por su parte las armas disponibles en la beta para los titanes son tres, una ametralladora pesada, un rifle más potente y preciso o cuatro misiles, más lentos pero mucho más destructivos. Sobre ellos también se nos permitirá equipar dos habilidades pasivas diferentes, una que actuará sobre el periodo de destrucción del robot y otra sobre la aparición o la vida del mismo. Además, cada modelo tendrá una habilidad especial que podremos activar cuando se nos indique. Sí, lo sabemos, todo empieza a parecer confuso. Sin embargo en el campo de batalla todo resulta de lo más fluido y natural, con los jugadores aprendiendo constantemente nuevas estrategias y formas de acabar con el enemigo y profundizando en las posibilidades que Titanfall brinda.

Lo que más nos ha sorprendido sin embargo no es la forma brillante en que los titanes pasan a formar parte del devenir de las partidas y de la estrategia de cada jugador, sino el equilibrio que extremo que existe respecto a los pilotos. Sí, como simples humanos con traje antibalas estamos más que expuestos a las acometidas del robot gigante de turno (de hecho lo habitual es que nos acaben matando), pero tampoco es tan raro que incluso un solo soldado pueda acabar con un titán. Las posibilidades, una vez más, son amplias, y van desde las armas especiales anti-titán: Sidewinder, que lanza pequeños misiles de forma continua pero resaltando nuestra posición y lanzacohetes Archers, mucho más potente y silencioso, pero con una cadencia de disparo infinitamente inferior.

Sin embargo nuestra mejor arma será también nuestra debilidad, el tamaño. Como humanos podemos entrar en edificios (no hay ninguna parte del escenario destruible en Titanfall), escondernos y tratar de engañar a los pilotos del titán. De esta forma, podremos entretenerlo, engañarlo acosándolo con nuestro picotazos o incluso asaltarlo saltando sobre su chasis y disparando a sus motores. La sensación de recompensa en esta luchas es más que elevada si conseguimos acabar con una de estas moles de acero solos, rememorando la grandeza del combate David contra Goliath y premiándonos con momentos espectaculares en la jugabilida.

titanfall

Y es que si de algo peca Titanfall es de ser un juego repleto de momentos estelares, de esos que en otros juegos merecerían entrar en una recopilación de vídeos. Nos referimos a combates épicos en inferioridad numérica, remontadas espectaculares, tiros en la cabeza a distancia, asesinatos silenciosos de medio equipo rival… Hay tantas posibilidades y sutilezas en este título que casi resulta insultante querer listarlos en este texto. Otra de las claves para ello es también las amplias posibilidades de personalización de nuestro piloto, que van más allá de lo visual para afectar la forma que tenemos de entender cada partida y modificar el comportamiento no solo de nuestras armas, sino también del propio piloto e incluso de la interacción que tenemos con el resto de jugadores dentro de la partida.

La personalización del personaje que encarnamos va de lo obvio, el arma que equipamos, a las habilidades o incluso el género. Nuestras herramientas de destrucción serán tres, la ya citada anti-titanes, un arma principal y una secundaria (que en la beta toma la forma de pistola de dos tipos). La tipología de estas no destacada especialmente, ya que están los subfusiles, los rifles de francotirador y los rifles ametralladora de toda la vida. Se le suma una pistola trazadora cuyas balas persiguen al objetivos incluso haciendo curvas. Los enemigos menores solos requerirán una bala y un segundo para fijarse. Sin embargo los pilotos necesitarán algo más de tiempo y varias balas para caer bajo los disparos de este arma, lo que añade cierto margen para que se nos descubra y finiquite antes de apretar el gatillo. Una nueva capa delicatessen que Respawn Entertainment tiene a bien incluir en Titanfall.

titanfall personalizacion de personajes

Si seguimos con la personalización de los soldados, las habilidades que tendremos determinarán el estilo de juego que llevemos a cabo en el campo de batalla. En el botón LB equiparemos una habilidad defensiva (en la beta solo hay posibilidad de equipar invisibilidad o un turbo que además hace que nos regeneremos más rápido la salud al sufrir daño). En RB tendremos varios tipos de granadas para equipar. Más allá de esto, tendremos que seleccionar entre dos habilidades pasivas que irán desde aumentos en el número de granadas que equipados a mejoras de radar o reducciones en el tiempo de descenso de nuestro titán. Es decir, esto sí, muy al estilo Call of Duty (quizás la personalización del soldado sea donde más cante que las cabezas pensantes de Respawn Entertainment fueron los padres e ideólogos de esta mítica serie bélica).

El giro original viene por las cartas que podremos usar antes de cada reaparición desde el momento en que las desbloqueemos al subir de nivel. Se trata de perks extra que añaden características concretas sobre la vida que utilizamos, con la particularidad de que su efecto se perderá si morimos. De inicio podremos llevar una carta (de un solo uso cada una) a la batalla, aunque en nivel 11 podremos equipar hasta 3. Serán potenciadores de armas, aumentos de velocidad, reducción de tiempo de espera para la llamada de nuestro titán… Y se nos otorgarán de forma completamente aleatoria al ganar cada partida o cumplir alguno de los retos in-game que se nos proponen (casi 600 diferentes solo en esta beta.) Además, aunque esto de las cartas nos suene demasiado a microtransacciones al estilo FIFA Ultimate Team, Respawn ya ha confirmado que esta nunca ha sido una posibilidad. Sin duda una buena noticia y una capa más que añadir a este exquisito plato que es Titanfall.

 

Titanfall: Impresiones beta para Xbox One, PC y 360

TitanFall – Detrás de las escenas [SUB ES]

Titanfall: Impresiones beta para Xbox One, PC y 360

Estas cartas, combinadas con las posibilidades de personalización del soldado, las del titán y las posibilidades de cada jugador en las batallas en Titanfall configuran una compleja tela de araña a la que tendremos que enfrentarnos antes de comenzar a pulsar el gatillo. Lo mejor es que además estamos muy seguros de que Respawn Entertainment se guarda aún varios ases en la manga de cara al lanzamiento del juego, con lo que aún no echaremos campanas al vuelo respecto a Titanfall, porque puede que nos siga sorprendiendo cuando llegue a las estanterías de las tiendas dentro de un mes.

Por el momento, solo nos queda frotarnos las manos con la cantidad de detalles que este título ofrece. Desde la epicidad de sus reyertas a la peculiar relación entre los titanes, los pilotos y los simples soldados controlados por la IA como partes indispensables de Titanfall. Queda fuera de lugar comentar el apartafo gráfico o sonoro por tratarse de una versión preliminar no acabada (cogea en las texturas un tanto, los diálogos están en inglés, etc…). Donde no hay queja es en la exquisitez en el diseño de los escenarios, dos en esta beta, cada uno con un sabor completamente distinto. Angel City más dado a los combates cercanos y los saltos alocados. Fracture, más apto para los que gustan de planificar sus movimientos entre los distintos edificios derruidos. En ambos casos, excelentes campos de batalla que durante los próximos meses disfrutaremos con fruición.

respawn entertainment electronic arts

Si queréis saber más de Titanfall, tenéis dos opciones, esperar un mes a que os contemos lo muchísimo que nos ha gustado este título (o lo mucho que nos ha decepcionado, nunca se sabe) o contentaros con la ingente cantidad de información que se ha ido vertiendo en los últimos meses sobre el tema. Mientras tanto, seguiremos despejando duda sobre la estabilidad de la línea durante esta beta cerrada, aunque os vamos adelantando que su funcionamiento es excelente, aunque para grupos la búsqueda de partidas nos ha resultado todavía algo lenta en incómoda.

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s