Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes

Espiritualidad

El rol de la espiritualidad en la superación de adicciones

El rol de la espiritualidad en la superación de adicciones

El rol de la espiritualidad en la superación de adicciones

En mi experiencia profesional aun me falta conocer a alguien que haya vencido alguna adicción sin acudir a su lado espiritual. He llegado a entender que la relación que se tiene con Dios no se puede separar de tu deseo por vencer cualquier adicción.

Era mi primer paciente con una adicción severa. Y yo me sentía abrumada por lo poco que habíamos conseguido en los meses que llevaba viniendo a terapia. Recuerdo ese día como si fuera ayer, “¿qué estoy haciendo mal?”, me preguntaba. El simple hecho de pensar en este paciente me llevaba a las lágrimas, pues estaban su dolor y el de su esposa, que lo acompañaba a cada sesión. Una tarde le pregunté sobre su religión, y me di cuenta que este era un tema delicado y volátil, a tal grado que sentí casi enojo en sus palabras al referirse a Dios. Al preguntarle la razón por su sentir, la conversación fue la siguiente:

–Puedo sentir físicamente un enojo, casi odio, cuando hablas de Dios… si estoy en lo correcto, ¿me podrías decir por qué?

–Llevo más de veinte años con esta adicción, y al principio juraba que Él me iba a ayudar, que mis esfuerzos serían suficientes… pero sigo aquí, en peores condiciones y solamente he llegado a la conclusión de que mi Dios no es tan amoroso como pensé, –dijo mientras su cara enrojecía por el enojo y el sentimiento de traición.

Reflexioné en sus palabras y le pregunté:

–¿Tu Dios no es amoroso con todos, o tú no te sientes digno de ser amado por Él?

Guardó silencio por un tiempo, que me pareció una eternidad; con lágrimas en los ojos, por fin dijo:

–¿Quién podría amarme? Le he fallado a todos.

En ese momento entendí por qué no habíamos progresado, en ese instante comprendí mucho mejor qué era una adicción que tras la lectura de cientos de libros al respecto: para superar una adicción se tiene que tener la convicción absoluta de que Dios —como sea que lo percibamos— nos ama, y que está ahí cuando nuestra fuerza no es suficiente. Muchas personas me han preguntado que si el creer en Dios, o tener un lado espiritual, es requisito para superar una adicción; mi respuesta siempre es la misma: “No conozco a todas las personas adictas, pero de todas las que conozco ninguna la ha superado sin creer en Dios”.

A continuación te presento por qué el tener un lado espiritual es un arma poderosa y esencial para derrotar cualquier adicción:

1.Te da fuerzas más allá de tus habilidades naturales. 

Cualquier adicto se puede identificar con la siguiente frase: “A pesar de mis mayores esfuerzos he pasado momentos en los que estos no son suficientes, y cedo una vez más”. Es común que durante el proceso de recuperación haya recaídas; sin embargo, estas se vuelven más frustrantes conforme pasa el tiempo, y el mismo error se comete una y otra vez con la tentación de darse por vencido.

En estos momentos —cuando ya has hecho TODO de tu parte— pedirle ayuda a Dios te arma de una fuerza que no sabías que poseías. El tener una adicción te debilita, pero el saber que alguien más te está ayudando a levantar una roca tan pesada te garantiza que no estás solo y que, tarde o temprano, encontrarás la fortaleza suficiente para liberarte de las cadenas que te mantienen preso.

2Siempre hay un ser constante que te ama de forma perfecta.

Tal como lo experimentaba mi paciente, la mayor parte de las personas adictas creen que no son dignas de ser amadas, y mientras se confían a esta mentira les es imposible poder recuperarse.

Vamos a aceptarlo, como familiares o seres queridos de personas adictas no siempre sabemos cómo amarlos, pues nuestro propio dolor es demasiado. No obstante, el conocimiento de saber que, aunque existen seres humanos imperfectos que de igual forma aman de forma imperfecta, existe un Dios que te ama perfectamente; ese es un bálsamo al dolor que proviene de la adicción.

La mayoría de mis pacientes me han señalado que el creer en Dios les brindó una fuente de apoyo incalculable al pensar que este mismo Dios conoce todos sus malos hechos, pensamientos, sentimientos, y aun así los ama sin justificaciones ni reproches. Esta creencia es de vital importancia, pues la mayoría que esconde su adicción, se dice: “Si supieran todo lo que he hecho no me amarían, o me aman porque no saben quién soy”. Este monólogo interno no existe cuando pensamos en Dios, pues sabemos bien que Él si lo sabe no podemos esconderle nada y nos ama con constancia y perfección.

3. Existe alguien que te entiende a la perfección.

Pocas cosas pueden ayudarle a un adicto más que conocer a alguien que también es un adicto en recuperación, y que los escucha y apoya. Muchas personas tienen esta gran fuente de apoyo, pero la mayoría no cuenta con esto. Pocas cosas son más frustrantes que hacerle entender a alguien que no tiene una adicción cómo se siente el tenerla —vamos a aceptarlo, aunque queramos entender, si no tenemos una adicción no podemos entenderlo a un nivel personal—. Sin embargo, esta dificultad también se evapora cuando te arrodillas ante Dios y le cuentas tu experiencia, pues sabes bien que Él te entiende a la perfección; no hace falta explicación ni ejemplos, Él sabe lo que piensas y lo que sientes, Él sabe de tu dolor y frustración, Él te entiende porque Él sabe.

No puedo expresar la importancia que tu espiritualidad tiene en tu camino para recuperarte en unos cuantos párrafos, así que te invito a que lo experimentes por ti mismo; no te cierres ante la posibilidad de sentir el amor de tu Creador, y el entendimiento de aquel que conoce todo, en especial a ti. Como un paciente muy sabio me dijo: “He llegado a la conclusión de que, aunque he intentado hacerlo solo por demasiado tiempo, no puedo, lo necesito a Él, solo Él puede darme el consuelo y la fuerza que yo mismo he destruido, solo Él puede darme libertad cuando yo escogí el cautiverio”.

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]


Superar la ansiedad, superar la depresión

Superar la ansiedad, superar la depresión

Un último estudio revela que unos 30 minutos de meditación al día ayudan a reducir los síntomas que conlleva algunas dolencias psíquicas como la ansiedad y la depresión. Esto se comprobado con una investigación sobre una muestra de medio centenar de personas que ha verificado que la meditación es idónea para superar la ansiedad y superar la depresión.

La investigación ha sido publicada en la revista “Journal of the American Medical Association” y ha sido realizado en la Universidad Johns Hopkinsk. Cada vez son más los hombres y mujeres que toman la meditación como una forma de vida y también como una terapia complementaria en procesos de sanación para superar la ansiedad y superar la depresión.

El estudio ha verificado que la meditación ayuda a paliar las dolencias que produce la ansiedad y también otras enfermedades como la depresión, incluso el efecto es tan beneficioso como una persona que toma antidepresivos con el matiz que la meditación no tiene ningún efecto secundario, a diferencias de las pastillas que se toman para superar la ansiedad y superar la depresión.

superar la ansiedad | superar la depresión

El estudio analizó también la evolución de las personas que tienen enfermedades como son la falta de sueño o dolencias musculares tales como la fibromialgia. La meditación utilizada es la denomina mindfulness o atención plena con un origen budista que se basa en vivir el momento presente sin juzgar. Ideal para superar la ansiedad y superar la depresión.

El estudio llego a una importante conclusión final que en todas las dolencias tratadas se constataba un gran mejoramiento en el tratamiento del dolor, así como en los síntomas que se produce cuando la persona tiene ansiedad o depresión. El tiempo adecuado que las personas deben meditar es de unos 30 minutos al día, sin duda esto ayudará a superar la depresión y superar la ansiedad.

Las mejoras anteriores se mantuvieron durante el tiempo, incluso cuando la persona dejo de hacer meditación, aunque si incorporamos la meditación en nuestro día a día, los efectos anteriores se pueden fijar de forma estable para superar la depresión y para superar la ansiedad.

Para meditar lo podemos hacer de forma individual o acompañados con otras personas, la verdad es que las sensaciones son diferentes, si bien siempre son muy placenteras. Aprender a meditar se puede realizar con cursos o talleres presenciales o también mediante formación online como la que ofrecemos en esta web. Ideal para superar la ansiedad y superar la depresión.

superar la ansiedad | superar la depresión

La meditación nos permite afrontar mucho mejor los retos diarios que nos enfrentamos en nuestro trabajo. También superar la ansiedad, por lo que también es una buena herramienta para el crecimiento personal. Meditar no es algo complicado solo requiere una pequeño entrenamiento para luego ser constante en su práctica, así superar la depresión.

Los cursos para aprender a meditar nos permiten quitar la tensión para superar la ansiedad, ya que se enseñan numeroso ejercicios de respiración y relajación, así como técnicas de acceso a todo nuestro potencial interior. La meditación es una herramienta milenaria que ha ayudado a muchas personas en su crecimiento personal , actualmente se está viendo su gran potencial de cara a la sanación como terapia complementaria, y muy posiblemente solo estamos viendo un poquito de todo lo que nos puede aportar esta técnica para superar la depresión, seguramente quede mucho por descubrir y conocer.

Con la meditación empezamos a escuchar nuestro cuerpo, a ser consciente de nuestras sensaciones y de todo el potencial interior, que poseemos, algunos dicen que podemos empezar a gestionar de forma consciente toda la sabiduría que llevamos dentro para superar la depresión, una inteligencia que permite que respiremos, que la sangre fluya por nuestro cuerpo o que sintamos sin necesidad de hacer un acto consciente de ello. Meditar también es una forma de iniciar nuestro camino interior, si bien cada persona, elige en cada momento hasta donde quiere llegar para superar la ansiedad.


meditación guiada | aprender a meditar | cursos de meditación

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]


El arte de no enfermar

El arte de no enfermar

El Arte de No Enfermar

Si no quieres enfermar… Habla de tus sentimientos. 

Las emociones y sentimientos que son escondidos, reprimidos, terminan en enfermedades como: gastritis, úlcera, dolores lumbares, dolor en la columna. Con el tiempo, la represión de los sentimientos degenera hasta el cáncer. Entonces, vamos a sincerar, confidenciar, compartir nuestra intimidad, nuestros “secretos”, ¡nuestros errores!… El diálogo, el hablar, la palabra, ¡es un poderoso remedio y una excelente terapia!  Si no quieres enfermar… Toma decisiones. 

La persona indecisa permanece en duda, en la ansiedad, en la angustia. La indecisión acumula problemas, preocupaciones, agresiones. La historia humana está hecha de decisiones. Para decidir es preciso saber renunciar, saber perder ventajas y valores para ganar otros. Las personas indecisas son víctimas de dolencias nerviosas, gástricas y problemas de la piel. 

Si no quieres enfermar… Busca soluciones. 

Las personas negativas no consiguen soluciones y aumentan los problemas. Prefieren la lamentación, la murmuración, el pesimismo. Mejor es encender un fósforo que lamentar la oscuridad. Una abeja es pequeña, pero produce lo más dulce que existe. Somos lo que pensamos. El pensamiento negativo genera energía negativa que se transforma en enfermedad. 

Si no quieres enfermar… No vivas de apariencias. 

Quien esconde la realidad: finge, hace poses, quiere siempre dar la impresión de estar bien, quiere mostrarse perfecto, bonachón, etc., está acumulando toneladas de peso… Es una estatua de bronce con pies de barro. Nada peor para la salud que vivir de apariencias y fachadas. Son personas con mucho barniz y poca raíz. Su destino es la farmacia, el hospital, el dolor. 


Si no quieres enfermar… Acéptate. 


El rechazo de sí mismo, la ausencia de autoestima, hace que nos volvamos ajenos de nosotros mismos. Ser uno mismo es el núcleo de una vida saludable. Quienes no se aceptan a sí mismos, son envidiosos, celosos, imitadores, destructivos. Aceptarse, aceptar ser aceptado, aceptar las críticas, es sabiduría, buen sentido y terapia. 

Si no quieres enfermar… Confía. 

Quien no confía, no se comunica, no se abre, no se relaciona, no crea relaciones estables y profundas, no sabe hacer amistades verdaderas. Sin confianza, no hay relaciones humanas. La desconfianza es falta de fe en sí, en los otros y en Dios. 

Si no te quieres enfermar… No vivas siempre triste. 

El buen humor, la risa, el reposo, la alegría, recuperan la salud y traen larga vida. La persona alegre tiene el don de alegrar el ambiente donde vive. “El buen humor nos salva de las manos del doctor”. La alegría es salud y terapia. Sé feliz, sonríe, ama y disfruta de la naturaleza, del sol, de la lluvia, del viento, de la luz de las estrellas y de la luna; en una palabra, vive… 

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]


Un antídoto contra el sedentarismo

Un antídoto contra el sedentarismo

Un antídoto contra el sedentarismo

Hay una nueva epidemia que empieza a atrapar a los jóvenes menores de 25 años: las enfermedades crónico-degenerativas. Como padres debemos y podemos evitarlo. Mira cómo en este artículo.

¿Mi hijo…? ¿Hipertensión? ¡No!… ¡Solo tiene 18 años! Es lamentable, pero es una realidad. Hoy enfermedades como la diabetes o la hipertensión arterial, que solo aquejaban a personas de mayor edad, están atrapando a jóvenes menores de 25 años. Como maestra en la universidad he notado el incremento de jóvenes que han sido diagnosticados con esas enfermedades. Lo que es aún peor, he conocido historias de muchachos de 20 años que han muerto por afecciones cardiacas.

Según un estudio de la UNAM (Universidad Autónoma de México), el porcentaje de jóvenes que padecen estas enfermedades en México es de 13 por ciento. El Centro Especializado de Diabetes e Hipertensión (Cedhi) de Perú, reporta un incremento en los diagnósticos de hipertensión y diabetes en jóvenes de 22 y 23 años. La Sociedad Española de Hipertensión y la Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), destacaron que la prevalencia de la hipertensión arterial entre niños obesos podría superar 30 por ciento en España. Estos son algunos ejemplos, pero sería interesante revisar las cifras en cada uno de nuestros países.

Un diagnóstico de esa magnitud es difícil a cualquier edad; sin embargo, el que a un joven que apenas comienza su vida lo aquejen enfermedades crónico-degenerativas, nos muestra que algo está pasando. Factores como el tabaquismo y la obesidad, aunados a una mala alimentación y el sedentarismo en los niños, son las causas principales de esto. El primer paso para evitar la obesidad infantil sería enseñar a los hijos a tener una sana alimentación; el segundo, fomentar la actividad física. Algunas ideas para lograrlo serían las siguientes:

  • Limitar el tiempo que los niños pasan frente al televisor o la computadora. Según los expertos el tiempo máximo que debe permitirse a los niños en estos aparatos es de dos horas diarias; sin embargo, hay padres que los consideran una buena niñera para los pequeños. Efectivamente los mantiene lejos de las travesuras, mientras podemos realizar nuestras labores, pero el precio a la larga pueden ser enfermedades causadas por el sedentarismo.
  • Dar preferencia a videojuegos interactivos que fomenten el movimiento. En el pasado los niños solían correr por la calle, jugar a las escondidas, a “la roña” (juego de persecución en México), o quizá alguna ronda infantil que incluía movimiento. Pero la inseguridad o las ocupaciones diarias han obligado a los niños a jugar dentro de las casas, con el consecuente cambio de actividades. Ahora los videojuegos se han vuelto comunes entre los niños; no obstante, en el mercado existen juegos de video que incluyen baile o deportes que ellos disfrutan mucho.
  • Incluir caminatas por los parques y plazas en las actividades familiares. Trasladar el tiempo en familia de la sala de televisión a algún parque cercano, donde puedas caminar durante 20 o 30 minutos, al menos tres veces por semana, te daría la oportunidad de convivir con tus hijos al tiempo que promueves la actividad física.
  • Fomentar la práctica de algún deporte. Si tus hijos aman el futbol o cualquier otro deporte, sería una buena idea que no solo apoyaran a su equipo favorito desde casa, sino que ellos mismos jugaran en un equipo escolar o alguna liga que exista en tu ciudad o barrio.
  • Apoyar el ingreso de los niños a grupos o clases de baile. Hay niños que tal vez no les guste tanto el deporte, pero aman bailar. Podemos aprovechar su afición y alentarlos a tomar clases de danza folklórica o moderna, según sea su gusto.

Estas son solo algunas ideas, pero dependiendo de cada familia o cada niño, como padres debemos buscar la manera de evitar el sedentarismo y la mala alimentación en los pequeños. Sin duda todos queremos un futuro mejor para nuestros hijos, y ¿qué mejor que ayudarlos a cuidar su cuerpo para que eviten las enfermedades que están atrapando hoy a la juventud?

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]


El cuarto rey mago

El cuarto rey mago

El cuarto rey mago

¿Conoces la historia del cuarto rey mago? Lee y comparte esta hermosa leyenda con tus hijos.

Cuenta una leyenda que en realidad eran cuatro los reyes magos que emprendieron el largo viaje desde tierras orientales para poder adorar a Jesús, el niño rey. Oro, incienso, mirra y joyas preciosas eran los regalos que le llevaban.

El viaje, largo de por sí, y lleno de obstáculos y ladrones acechantes no fue fácil. Estos hombres sabios habían tomado muchas precauciones para mantenerse unidos y viajar juntos, pero en el camino pasaron una caravana que había sido presa de los ladrones, y uno de los reyes magos se quedó a ayudar a los necesitados que estaban allí. Así fue que Melchor, Gaspar y Baltasar presionados por la emoción de ver al Rey de Reyes y por no perder el rastro de la nueva estrella siguieron su camino separándose de su compañero.

El cuarto rey mago vendó las heridas lastimadas y encaminó la caravana hacia un pueblo cercano donde pagó, con parte de las joyas que llevaba para el bebé del pesebre, para que sus nuevos amigos tuvieran qué comer y vestir y pudieran seguir su camino a salvo.

Con el tiempo empleado en otros asuntos, este sabio rey perdió el rastro de la brillante estrella, pero no desistió de su búsqueda. Tenía un tesoro que entregar.

Años tardó en encontrarle. Cuando llegó a Belén, la Sagrada Familia había ya partido rumbo a Egipto, huyendo de Herodes. Él les siguió, pero en el camino encontró una viuda que extendió su débil mano pidiendo limosna para ella y para su bebé. El cuarto rey mago una vez más metió su mano en el pequeño cofre, y entregó a la mujer desvalida una preciosa joya que hubiera coronado la cabeza de su Señor Dios.

Perdido y deambulando mientras buscaba a su Rey, el cuarto rey mago no tuvo amigos, pero visitó a los encarcelados trayendo las nuevas buenas de que un Salvador había nacido y que por medio de Él, podíamos todos arrepentirnos de nuestros pecados y ser libres.

Treinta y tres años duró su búsqueda, tres décadas en las que había gastado su fortuna, había perdido su reino y hasta había agotado las riquezas del cofre que llevaba para Jesús, el Cristo. Con sus manos vacías llegó para ver de lejos al Hombre cargando una cruz pesada de aguantar, corrió, y lloró, porque en lugar de sus joyas, una corona de espinas llevaba el humilde Hijo de Dios. No alcanzó a hablar con Él, porque el cielo se estremeció y ennegreció, y un gran temblor de tierra le sacudió haciéndole caer. El Rey ya había muerto.

Con heridas graves el desgastado mago se arrastró hasta los pies de quien colgaba en una cruz y metiendo la mano a su alforja trató de sacar su tesoro, pero sus manos salieron vacías, nada tenía ya qué ofrecerle al Gran Rey, pero sus manos estiró mostrando sus antes delicadas palmas, ahora callosas. Encorvado quedó ante la cruz, cuando antes un reino se postraba ante sus pies. Sus fuerzas gastadas ya, en sus últimos suspiros le pareció escuchar:

Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estuve desnudo y me vestiste, estuve enfermo y me curaste, me hicieron prisionero y me liberaste.

Preguntó: ¿Cuándo hice yo esas cosas? Y justo en el momento en que moría, la voz desde el cielo le dijo:

“Todo lo que hiciste a mis hermanos más pequeños, a mí lo hiciste. Hoy estarás conmigo en el reino de los cielos.”

¿Cuál piensas que es la moraleja de esta historia? ¿Qué tipo de regalo tienes tú para darle a Jesús en esta temporada? ¿Piensas que te dirá lo mismo cuando le vuelvas a ver?

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]


Este Día de Reyes regala con la cabeza, no sólo con el corazón

Este Día de Reyes regala con la cabeza, no sólo con el corazón

Este Día de Reyes regala con la cabeza, no sólo con el corazón

Los Reyes Magos regalaron a Jesús, oro, incienso y mirra, objetos todos que simbolizaban su destino en la tierra, como ellos tu tienes en tus manos la oportunidad de dar a tus hijos obsequios que le sirvan y marquen su infancia en positivo.

Como cada año desde hace cientos, se hace presente la festividad de los Reyes Magos, una tradición que tiene su origen en el nacimiento de Jesús y en la creencia de que al momento de su llegada al mundo se apersonaron ante él para rendirle tributo tres reyes magos, obsequiándole oro, incienso y mirra.

El evento da origen a una de las más queridas tradiciones de grandes y chicos del mundo entero, la llegada de los Santos Reyes, una costumbre que que ha logrado sobrevivir siglos e imponerse hasta nuestros días con su tradicional rosca y sus regalos para los más pequeños de la casa, emulando con esto último la historia original.

Esta es una razón por la cual los niños aguardan con ansias este día con la esperanza de que el regalo de sus sueños sea traído a ellos de la mano misma de los Reyes Magos, capaces de hacer sus deseos realidad, y los padres hacen hasta lo imposible por estar a la altura de las expectativas de sus vástagos.

Sin embargo, y aunque sobra decir que todos los regalos entregados a los pequeños ese día se dan con el más profundo amor, un amor tan grande que es por ello que padres y madres se gastan hasta lo que no tienen en su afán de hacer notar a sus hijos lo mucho que se les quiere. Es importante que también regalen usando la cabeza, pues aunque dar gusto a las ilusiones de los niños es importante, lo es más fomentar en ellos responsabilidad, imaginación, y convivencia.

¿Qué hacer entonces?

Antes de regalar debemos pensar detenidamente si es lo mejor para nuestros pequeños, incluso si es lo mejor para nosotros mismos. Por ejemplo, si nuestros pequeños quieren una mascota, es importante considerar si contamos como familia con el espacio, los recursos, el tiempo, y la responsabilidad para hacernos cargo todos juntos de ese ser vivo que pasará a formar parte activa de nuestra familia y la dinámica familiar.

O en caso de que el objeto del deseo sea un Ipad, Xbox o un celular, debes pensar si es justo que tú, papá o mamá, que apenas logras pagar las cuentas, te endeudes para satisfacer un antojo que a la larga puede ser contraproducente, pues en muchas ocasiones estos dispositivos son la puerta por la cual nuestros hijos se alejan de sus obligaciones escolares y/o de la convivencia familiar.

¿Tu hija ya sabe que tú eres Melchor, Gaspar y Baltasar? Razón de más para que hagas uso de ese conocimiento y si aún así decides obsequiarle, es importante que el obsequio sea algo que realmente necesite o que ayude al desarrollo, crecimiento o integración de tu retoño. Alentar antojos sin que medie una consciencia del esfuerzo e interés que tú como padre estás poniendo en su felicidad, en sus alegrías, les restará relevancia al regalo y sólo será un objeto más.

Regala juguetes didácticos, tu pequeño está creciendo, procura que los juguetes alienten su imaginario, su lenguaje, su capacidad motriz, no regales cosas que lo limiten en su intelecto o en su interacción. Así mismo haz que funcionen tanto para que el niño aprenda y se divierta en solitario, como para aprender y divertirse en conjunto, como familia.

Cambia su lista de deseos sin que parezca que no quieres darle su regalo. Los pequeños aman los juguetes, pero lo que aman más es pasar tiempo y tener la atención de sus seres queridos, por lo que es cuestión de tiempo y de motivarlos de la manera adecuada para orientar sus gustos más en el sentido de juegos familiares y no los tan actualmente famosos juguetes electrónicos que en la mayoría de las veces los esclavizan a horas de sillón sin más movimiento que el de los dedos índice y pulgar.

No se trata de darle algo que no desea, sino de hacerlo desear lo que se le da. Ejemplifico, cuando estén haciendo la carta a los Reyes Magos no los dejen solos, háganla juntos, platiquen del por qué de cada juguete deseado, y pídanles como favor a ustedes que opten por juegos que puedan jugar juntos, se sorprenderán de lo que son capaces de hacer sus pequeños con tal de pasar rato con papi y mami.

Antes de aceptar que pida “ese” regalo, haz que se comprometa. Tu dirás si, pero solo sí él o ella acepta que respetará los tiempos y los momentos para usarlo y no descuidará sus obligaciones, de ser posible póngalo por escrito.

Al final…

No se trata de amargar la festividad, ni quitarles la ilusión de recibir ese juego que tanto añoran, pero ya son muchas las celebraciones que se han convertido en simple mercadería, la excusa perfecta para gastar más allá de nuestras posibilidades, y lo peor es que en cosas que no necesitamos, o que al menos no son imprescindibles en nuestras vidas y que por lo general son efímeras.

Terminamos quejándonos de las nuevas generaciones y su poco valor al esfuerzo, a los objetivos de largo plazo, pero debemos ser autocríticos y admitir que esas nuevas generaciones han sido educadas por viejas generaciones que en el afán de que “ mi hijo tenga lo que yo no tuve” hemos confundido dar amor con dar objetos.

Independientemente de los credos de cada quien, lo cierto es que el mensaje que habita en esta hermosa celebración trata sobre los dones de vida que nos son dados al nacer, y que es nuestra responsabilidad capitalizarlos.

Todos nacemos con un destino, cargamos sobre nuestra espalda algo de oro, incienso y mirra, pero para aprovecharlos de la mejor manera nuestra cabeza y corazón han de ser equipo y eso aplica para tomar decisiones, para educar a un hijo o simplemente para escoger un regalo, no ama más quien más consiente, sino quien esta dispuesto a hacer lo correcto, aunque lo correcto no sea lo que lo vista de gloria.

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]


El mensaje de los Magos de Oriente sigue vigente

El mensaje de los Magos de Oriente sigue vigente

El mensaje de los Magos de Oriente sigue vigente

Los Magos de Oriente realizan un largo viaje atrás de una estrella, la vida del cristiano es un peregrinar por desiertos pero al final del viaje hay un niño que nos sorprende por su hermosura y su santidad, lo menos que podemos hacer es adorarlo.

El evangelio de Mateo nos narra un hecho sorprendente que a todos nos encanta desde niños: La visita de los Magos de Oriente. Las lecturas bíblicas de esta celebración tienen un gran componente alegórico y están llenas de significado para nuestras vidas.

En el Antiguo Testamento Dios se hace presente en medio del Pueblo de Israel de un modo incomparablemente trascendente y poderoso, pero luego en el Nuevo Testamento Dios se da a todos los pueblos del mundo, de un modo muy singular: por medio de su Hijo que nace pequeño y humilde.

Este mensaje de los Magos de Oriente, popularmente conocidos como los «Reyes Magos». Según antiguas tradiciones se les ha puesto nombres y se representan en los pesebres por tres reyes pertenecientes a las tres principales razas humanas conocidas en la Antigüedad: la blanca (Melchor), la oriental (Gaspar) y la negra (Baltasar). El mensaje de esta representación es bien clara: el Hijo de Dios nace para toda la humanidad.

Así los Magos que eran sabios dedicados a la observación del cielo, descubren entre tantas estrellas del firmamento, que nace una nueva. Y se preguntan:

– ¿No será la estrella que anuncia al gran Rey esperado por los judíos?

De este modo comienzan las preguntas, las dudas y las burlas de todos: deben estar realmente locos, realizar un viaje de tantos kilómetros, invertir tanto y tomarse todas esas molestias, para conocer a un incierto rey extraño. Más allá de las dudas, estos hombres emprenden el camino, toman los camellos y se largan. Jesús lleva un año aproximadamente de nacido pero ellos no tienen idea de ello. Viajan por dunas, tormentas de arena y quien sabe cuántas miserias, pero ellos insisten en su deseo de conocer al que sería Rey. Se detienen en cuanta ciudad atraviesan y preguntan dejando desconcertando a su paso a la gente.

“¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Porque vimos su estrella en Oriente y hemos venido a adorarlo”.

Herodes se pone nervioso con la noticia que llega a sus oídos. Quien se opusiera en su reinado o fuera sospechoso de ocuparlo debería temblar, él ya ha matado a un hermano, a dos de sus hijos, y a su adorada esposa. Un bebé es mucho más fácil. Consulta a sus propios sabios y éstos le dicen de acuerdo a la profecía nacería en Belén de Judá. Herodes no duda y le pide a los Magos:

“Vayan e infórmense cuidadosamente acerca del niño, y cuando lo hayan encontrado, avísenme para que yo también vaya a rendirle homenaje”. Los Magos siguen su viaje con esperanzas. El corazón les late con fuerza y apresuran el paso pues la estrella aparece de nuevo y se detiene encima de una casa sencilla. El pesebre ya no existe, es parte del pasado, ya transcurrió un año desde el nacimiento del niño. Dice el evangelio:

“Cuando vieron la estrella se llenaron de alegría, y al entrar en la casa, encontraron al niño con María, su madre, y postrándose, le rindieron homenaje. Luego, abriendo sus cofres, le ofrecieron dones: oro, incienso y mirra”

Ellos no se detienen a pensar ni en la fragilidad del niño, en la madre adolescente, ni en la pobreza del entorno, o que el padre es carpintero. Ellos miran, escuchan sus corazones y se arrodillan. Adoran. Y le entregan a la madre para el niño, los dones más bellos que han podido darle: oro, incienso y mirra.

Dios les avisa por medio de sueños y deciden irse, dejando a Herodes con sus manías.

Vaya historia que sigue dándonos un sacudón al alma. La fe inunda la escena. Unos Magos que nada saben con certeza, que siguen una estrella, donde la gente se burla de ellos, locos soñadores atrás de una quimera, pero que con fé y osadía emprenden el viaje. Hay tantas cosas que aprendemos de este relato:

  • ¿Eres una persona que busca ser sabia? Dice la Biblia que la sabiduría es uno de los dones del Espíritu Santo, ¿la buscas al despertar?, lees las Escrituras y te llenas de tesoros escondidos? Proponte cuidar tu formación espiritual durante este año, lecturas, a tu alcance (libros, revistas, a través de internet).
  • ¿Cuál es la estrella que sigues? Tienes alguien cercano que te guía y orienta en tu camino de fé, si no lo tienes te invito a que agendes una cita y busques su guía hacia el Señor.
  • ¿Tu fé es igual a la de los Magos?, ¿eres capaz de seguir al niño aun cuando otros se ríen? ¿aún en medio de las tormentas de arena?,
  • ¿Está dispuesta tu alma a emprender el sacrificado viaje y comenzar el camino del desierto y la sequedad, o te pesa dejar las comodidades y la seguridad?. Deja este año los miedos y emprende el viaje, tal vez te encuentres con tiempos de desolación y desiertos, pero recuerda a quien encontrarás con una sonrisa…
  • ¿Le hablas a todos en tu diario camino que ha nacido el Rey de Reyes?, date tiempo, deja de lado la vergüenza y comparte tu testimonio con resolución y alegría.
  • Es bello saber que Jesús se manifiesta a la humanidad, pero esa realidad es hermosa cuando la vives íntimamente, ¿has encontrado al Salvador?, si no lo has hecho, búscalo dentro de ti y escucha su llamado.
  • ¿Le adoras?: puedes hacerlo cantando una alabanza, recitando un salmo, diciendo una oración, haciendo un día de retiro, peregrinando a un santuario, ayunando, sirviendo a alguien necesitado.
  • ¿Qué regalo le puedes ofrecer? ¿Qué tesoro puedes darle? Piensa en tus dones y talentos y ofrécelos. Recuerda que el amor es el mayor de los dones, ama y entrégate este año, es un excelente modo de agradecer al Señor que se haya manifestado en medio de tu vida.

El día de Reyes es un día especial para los niños, por los regalos, que este año sea especial porque el Hijo de Dios se ha manifestado en tu vida y esa es la belleza del evangelio, saber que Dios está con nosotros. ¡Vamos te invito a celebrarlo!

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]