Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes

Familia

Una mujer logra ser madre tras implantarle una válvula aórtica durante el embarazo

Una mujer logra ser madre tras implantarle una válvula aórtica durante el embarazo

Un equipo multidisciplinar del Hospital Universitario Vall d’Hebron operó a una mujer, embarazada de 22 semanas y que sufría una cardiopatía congénita severa desde el nacimiento, para sustituir una prótesis que actuaba como válvula aórtica después de que tuviera que ingresar porque esta había fallado.

A causa de la sobrecarga que supone un embarazo, la válvula dejó de funcionar correctamente, lo que le provocó una insuficiencia cardíaca y una estenosis grave que ponían en riesgo su vida y la del feto.

Ante el deterioro de la función cardíaca de la mujer, y dado el riesgo que supondría una intervención quirúrgica tanto para la madre como para el feto (50% de posibilidades de perder al feto), el equipo médico optó por realizarle una técnica innovadora conocida como valve in valve (válvula en la válvula).

A causa de la sobrecarga que supone un embarazo, la válvula dejó de funcionar correctamente, lo que le provocó una insuficiencia cardíaca y una estenosis grave que ponían en riesgo su vida y la del feto

La práctica consiste en implantar una prótesis aórtica (TAVI) dentro de la prótesis que ya llevaba con el objetivo de repararla. Esta prótesis se implantó con técnicas mínimamente invasivas, mediante la introducción de un catéter por una de sus arterias femorales hasta llegar a la prótesis que no funcionaba.

Entonces, mediante un balón, se colocó la nueva prótesis en una posición idónea durante una estimulación muy rápida del corazón, bajo control radiológico y ecocardiográfico y con anestesia general.

Gracias a la intervención, la mujer continuó con su embarazo con normalidad, aunque tuvo que seguir estrictos controles médicos. La criatura nació a finales de enero, a las 37 semanas de la gestación. Ambos se encuentran en perfecto estado.

Procedimiento pionero

Un número creciente de mujeres con cardiopatía congénita reparada quirúrgicamente llega a la edad reproductiva. La gestación, el parto y el posparto están asociados a cambios fisiológicos sustanciales que exponen a la madre y al feto a riesgos significativos.

La implantación de prótesis en las válvulas del corazón en mujeres en edad fértil es problemática porque las prótesis más duraderas son mecánicas y requieren tomar anticoagulantes orales –de gran riesgo en caso de embarazo–; mientras que las prótesis biológicas pueden degenerar durante la gestación.

En este caso, la paciente llevaba una prótesis biológica que se estrechó gravemente y dio lugar a una estenosis crítica.

El tratamiento de las valvulopatías mediante la implantación de válvulas a través de catéteres –sin tener que abrir el tórax y sin necesidad de circulación extracorpórea– es una técnica que permite el tratamiento de personas con estenosis aórtica crítica, en el que la cirugía convencional supone un riesgo notable, como en esta paciente.

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]


Obtén vida eterna, dona órganos

Obtén vida eterna, dona órganos

Obtén vida eterna, dona órganos

La vida nos puede cambiar para mal en cualquier momento. Y cuando ese momento llega, lo que más deseamos es tener una segunda oportunidad, o la posibilidad de hacer que nuestra vida cuente. La donación de órganos permite ambas cosas.

Uno de los más anhelados sueños del hombre a través de la historia, ha sido alcanzar la vida eterna. Debido a este propósito, nos hemos obsesionado con realizar todo tipo de procedimientos que posterguen las evidencias del paso del tiempo por nosotros. Sin embargo, no hemos reparado en que existe una manera mucho más simple y magnánima de lograr ese fin.

La donación de órganos

Amamos a nuestros hijos porque ellos vienen de nosotros, son de nosotros. En ellos nos perpetuamos, y son milagro de vida. Sin embargo, traer hijos al mundo no es el único modo de dar vida. Dios o la naturaleza, o Dios y la naturaleza, se encargaron de que nuestro cuerpo tuviera la capacidad de auto regenerarse: podemos donar sangre y al cabo de horas volver a tener el mismo volumen de la misma; nos fracturamos y el hueso es capaz de volver a unirse; si una parte sana de nuestro cuerpo es puesta en la parte enferma de alguien más, podemos curar al enfermo.

De eso se trata la donación, y todos nosotros podemos ser parte de este prodigio. Por lo general creemos que es algo que sólo puede hacerse si morimos, y aunque es la forma más conocida de donación de órganos, no es la única. Si bien es cierto que existen males que requieren que el donador sea una persona fallecida, existen muchos otros casos para los cuales esto no es necesario y podemos ser donadores en vida. Quizá el único inconveniente para convertirnos en donantes es si padecemos enfermedades como VIH SIDA, tuberculosis, hepatitis o cáncer.

Sin embargo, no faltan argumentos en contra de la donación de órganos, los cuales tienen su raíz en la falta de información, o simplemente tabúes que nos llevan renunciar a ser parte de esta gran muestra de humanidad. Por ejemplo:

  • Coma o muerte cerebral. En el caso de pacientes en coma o muerte cerebral, los familiares siempre mantienen la esperanza de mejoría, por lo que resulta por demás doloroso consentir para que dispongan del cuerpo del ser querido. Sin embargo, lo mejor es hablarlo directamente con los médicos, pues son los únicos capaces de despejar todas las dudas sobre la recuperación del paciente, y así abrirnos a la posibilidad de regalar vida.
  • Temor a la muerte. Otra razón por la cual las personas no gustan hablar de este asunto, es por el temor a la muerte, que en general tenemos. Pero debemos aceptar y ser conscientes que la muerte es consecuencia de estar vivos, y que por más temor que nos despierte, no podemos eludirla: es ley de vida.
  • El punto de vista de la religión. Este es otro factor en muchos casos para decir no a la donación; sin embargo, como puedes ver en el enlace, la mayoría de las religiones o están a favor, o no hablan claramente del tema.
  • Otros mitos sobre la donación. Existe, por ejemplo, el temor de que si los médicos saben que nuestro familiar es donador, no pondrán el mismo empeño en salvarlo de la muerte. No temas por causa de esto: el juramento hipocrático garantiza que se lleve a cabo con ética la labor del servidor médico de preservar, ante todo, la vida del paciente. Debes saber, además, que la donación de órganos post mortem debe cumplir primero con ese requisito, para que luego pueda plantearse la donación como una posibilidad.

Piensa en esto: todos abogamos alguna vez por segundas oportunidades, tengamos pues la sensibilidad para darla a otros también. Está en nuestras manos otorgar esas “segundas partes” que todos merecemos y deseamos. Rompamos la cadena de miedos que nos impide mostrar nuestro lado más humano y hermoso: la solidaridad y la empatía ante el dolor y el deseo de vivir de nuestros congéneres.

Eduquemos y eduquémonos, adoptemos la donación de órganos como lo que es: la posibilidad de regalar vida más allá de la muerte. Una forma de alcanzar una suerte de vida eterna, entregándonos sin el menor atisbo de egoísmo; no en sacrificio, sino honrando el regalo de la vida que nos fue dado y que, aún en la peor de las circunstancias, podemos compartir.

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]


¿Qué ocurre en la semana 36 de embarazo?

¿Qué ocurre en la semana 36 de embarazo?

 pic.aspx

En la semana 36 de embarazo, el feto pesa 2.600 gr y mide unos 48 cm. En esta semana realizan a la embarazada un exudado vaginal y rectal. (foto: Gtres).

En la semana 36 de embarazo, el feto pesa 2.600 gr y mide unos 48 cm. Si el bebé naciese esta semana, se consideraría un bebé prematuro. En esta semana el feto adquiere inmunidad frente a algunas enfermedades. La madre, por su parte, aumenta de peso con mayor rapidez y le realizan un exudado vaginal y rectal, una prueba que descarta posibles infecciones en el canal del parto.

La semana 36 de embarazo es la última semana antes de que se considere que el embarazo ha llegado a término. Así pues, si el bebé nace en esta semana, se considera prematuro. Sin embargo, si naciese la siguiente, se consideraría un bebé nacido a término.

En esta semana de embarazo, el futuro bebé pesa unos 2.600 gr y mide 48 cm, aproximadamente. Una característica del desarrollo del feto esta semana, es que comienza a inmunizarse frente a algunas enfermedades. Las vacunas y la leche materna reforzarán el sistema inmunitario del bebé durante sus primeros meses de vida.

El tamaño del vientre de la embarazada no para de aumentar. De hecho, estas últimas semanas crece a gran velocidad.

El feto en la semana 36 de embarazo

Alrededor de la semana 36 de embarazo, el feto comienza a adquirir inmunidad frente a algunas enfermedades. Estas defensas se las transmite la madre a través de la placenta.

A partir del cuarto mes de vida, estos anticuerpos se agotan y el bebé puede empezar a padecer algunas enfermedades. Los bebés alimentados con leche materna están protegidos durante más tiempo, porque la madre le transmite anticuerpos a través de la leche.

Desde el nacimiento, además, el bebé crea anticuerpos a partir de las vacunas que se le administran, siguiendo el calendario de vacunación.

La embarazada en la semana 36 de embarazo 

La embarazada de 36 semanas comienza la recta final de su embarazo. En estas últimas semanas de embarazo, el aumento de peso de la madre suele ser más rápido y notorio.

Algunas mujeres engordan alrededor de medio kilo a la semana durante casi todo el tercer trimestre de embarazo. Alrededor de la mitad de este incremento se destina al aumento de peso del feto. En las últimas semanas de embarazo, el futuro bebé aumenta unos 200 gr a la semana.

En torno a la semana 36, la embarazada debe realizarse un exudado vaginal y rectal. Esta prueba sirve para detectar o descartar la existencia de alguna infección en el canal del parto. En caso de existir infección, el ginecólogo administrará el tratamiento adecuado para cada tipo de infección.

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]


Supera el odio hacia tus padres

Supera el odio hacia tus padres

Supera el odio hacia tus padres

Muchos cargamos con los dolores del pasado; sin embargo, todos tenemos la posibilidad y la responsabilidad de sanar, de romper esa cadena, por nuestro bien y por el de generaciones por venir.

No es fácil escribir un artículo como este, porque escribir acerca de nuestros padres siempre será un asunto complicado. El sentir odio hacia nuestros padres es un sentimiento confuso y doloroso; aunque a veces esté justificado, porque todavía de adultos seguimos sintiendo el sufrimiento de aquello que sobrevivimos de niños. Sin embargo, el propósito de este artículo es decirte que no tienes que vivir con ese odio para siempre, que es posible sanar. No existen excusas para vivir con la carga de estos sentimientos; repito: aunque de algún modo sean justificados, es nuestra decisión el sanar de ellos.

Es importante mencionar que el sanar lleva bastante tiempo, porque, decía ya, se trata de nuestros padres. Ten paciencia con tu proceso, que es de talante individual y único; no dudes de tu capacidad de lograrlo aun cuando parezca en suma difícil. Ten presente que algo que vale la pena siempre precisa de nuestro mejor esfuerzo, y esta no es la excepción. A continuación te presento algunas sugerencias para empezar con este proceso:

1. Infórmate de la vida de tus padres. Muchas veces nuestros padres repiten el abuso y negligencia que ellos experimentaron en carne propia, porque no han sanado de esas heridas. Aunque esto no justifica sus acciones, sí te provee de información el saber que el abuso no tiene nada que ver contigo, y que se transmite y practica de generación en generación. En pocas palabras, a veces no podemos exigirles a nuestros padres lo que ellos nunca aprendieron a hacer y a dar.

2. Decide perdonar. Este es tal vez el paso más difícil; mas el perdonar es un regalo que te das a ti mismo y tiene poco o nada que ver con tus padres. El perdonar te proporciona paz y felicidad, pues el conservar rencor no te beneficia, y no cambia el pasado: es energía tirada a la basura.

3. Escoge ser un miembro transitorio. El miembro transitorio es aquel que decide romper la cadena de abuso que se va de generación en generación, y el primer paso para lograr esto es sanar de nuestras propias heridas, ya que muchas veces, al no hacerlo, nos vemos en la tentación de cometer el mismo error.

4. Enfócate en lo que has aprendido. Aunque todos queremos padres que nos apoyen y nos demuestren su amor y de esa forma aprender, también debemos de aceptar que uno aprende de lo que no recibió.

Decide sanar el día de hoy, y no ser presa del error que tus padres cometieron. Te prometo que los resultados se verán en ti y en decenas de generaciones por venir.

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]


¿Cómo ayudar a una adolescente anoréxica?

¿Cómo ayudar a una adolescente anoréxica?

¿Cómo ayudar a una adolescente anoréxica?

 Si tu hija ha caído en las redes de la anorexia, revisa estos consejos que pueden servirte para ayudarla a salir de esta enfermedad.

La anorexia nerviosa es una enfermedad que puede aparecer a cualquier edad. Se presenta, sin embargo, con más frecuencia durante la adolescencia y en mayor medida entre las mujeres. De acuerdo con la fundación especializada en trastornos alimenticios, Ellen West, este padecimiento es consecuencia del temor de aumentar de peso y de una alteración de la imagen corporal, debido a factores biológicos, psicológicos, culturales, una baja autoestima y la presión por alcanzar la perfección en cada aspecto de la vida.

Algunas señales de que una adolescente padece anorexia son la mínima ingesta de alimentos, uso de laxantes, ayunos, ejercicio excesivo, miedo a la obesidad, el uso frecuente de dietas y el saltarse alguna comida, lo que lleva a una rápida pérdida de peso, falta de energía, irritabilidad, caída de cabello y piel pálida, entre otras.

Aunque hay formas de evitar que un adolescente caiga en la anorexia y llegue a este punto, si notas que tu hija presenta uno o más síntomas, es importante llevarla con un médico. Si ya tienes el diagnóstico, entonces es hora de trabajar en la recuperación, para lo cual es necesario un tratamiento integral que incluya médicos, terapeutas y el apoyo de la familia y los amigos. De modo que si pasas por una experiencia similar, te invito a que leas estos consejos, con el objeto de que la ayudes en su recuperación.

– Infórmate. Es el primer paso para saber si tu hija padece anorexia y todo lo que conlleva la enfermedad. Lee todo lo que puedas acerca del tema (internet tiene mucha información), pero revisa que los datos sean fiables. Acércate a médicos u organizaciones especializadas para saber cómo puedes y debes ayudarla.

– Evita medios de comunicación riesgosos. Los medios de comunicación bombardean con imágenes y programas que le prestan demasiada atención a la apariencia. Vigila lo que tu hija ve, escucha y lee, ya que es susceptible a cualquier información y puede recaer. Monitorea lo que busca en la red, pues hay muchos sitios nocivos, como blogs que se hacen llamar pro ana y pro mia (anorexia y bulimia) y están dedicados a aconsejar sobre cómo ser “un buen anoréxico”.

– Tiempo y cariño. La carga emocional de un adolescente con anorexia es enorme, por lo que necesitará del cariño y atención de sus padres para que pueda reponerse. Acompáñala a sus citas médicas, salgan como familia a divertirse y con ella únicamente; abrázala, dile cuánto la quieres y que note que la apoyas.

– Sube su autoestima. Una de las causas que lleva a una joven a la anorexia es la baja autoestima. Como padres hay que reforzar sus cualidades, hacerle ver que es única y que no todo lo que importa es la apariencia; no hagas comentarios relacionados con la imagen o peso, y evita las comparaciones, ya que esto solo incrementará su nivel de ansiedad.

– Comunicación. Es la base de cualquier relación, pero en este caso resulta esencial. Date tiempo para escucharla hasta en los comentarios más simples, como el tipo de música que le gusta o cuál es su materia preferida, pues poco a poco irás conociéndola más a fondo y se irá abriendo para contarte sus preocupaciones y emociones.

– Sigue las indicaciones de los médicos. Ellos son parte del proceso de recuperación, así que si el doctor dice que tu hija debe comer cinco veces al día o incluir ciertos alimentos en su dieta, da puntual seguimiento a estas recomendaciones, aunque no le gusten a ella. Recuerda que se trata de un tratamiento integral. No lo consientas o le des permisos si el médico no los concede, ya que esto quizá lo haga feliz por un momento, mas no ayudará en su tratamiento.

– Sé paciente. Si de por sí un adolescente sufre de cambios constantes de humor, cuando padecen anorexia estos pueden acrecentarse, aunado a los enojos por hacerlo comer. Seguro buscará por todos los medios dejar de comer, pero como padres deberán mantenerse firmes en sus decisiones y dejar a un lado la compasión o falta de autoridad. No dejes que los chantajes te ganen y de una forma firme, pero amable, guíala para que haga lo que es bueno para su recuperación.

– Dedícale tiempo a la alimentación. Hacer que una persona con anorexia vuelva a comer es un reto más difícil de lo que imaginas, así que es recomendable trabajar en el menú de tu hija. Prepara platillos saludables para toda la familia, de manera que se sienta apoyada; busca recetas apetitosas e innovadoras que incluyan lo que el médico recomienda, y haz que ingiera toda la porción que le sirvas.

– Ayuda para ti también. El camino a la recuperación puede desgastarte física y emocionalmente, por lo que es importante que tengas una red de apoyo para los momentos difíciles: tu pareja, familia, amigos e inclusive un terapeuta que te ayude con la carga. Recuerda que si no estás bien, no podrás ayudar a otros.

La recuperación de una persona con anorexia puede ser larga y a veces muy pesada, por lo que deben estar preparados para afrontar cualquier obstáculo y trabajar en equipo para salir avantes.

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]


Niños en una guerra, sin escudo. Cómo enfrentar el bombardeo mediático

Niños en una guerra, sin escudo. Cómo enfrentar el bombardeo mediático

Niños en una guerra, sin escudo. Cómo enfrentar el bombardeo mediático

Un inadecuado monitoreo de las actividades de los niños, puede llevar al aprendizaje de conductas impropias para los pequeños.

La noticia por sí sola es devastadora: en pleno Día de Reyes (seis de enero), día en que se acostumbra en algunos países de América Latina regalar juguetes a los niños, el pequeño Yeuris Manuel Martínez Domínguez, de apenas diez años de edad, originario de República Dominicana, se ahorcó porque su madre no le pudo comprar los juguetes que él quería.

Deténgase un momento en la última línea: “Se ahorcó porque su madre no le pudo comprar los juguetes que él quería”. No es un invento, ni mucho menos una broma pesada. El asunto es real y forma parte de las incontables influencias negativas que un mal acercamiento a los medios masivos de comunicación puede tener en un niño.

Por supuesto, señalar un medio en particular, algún programa o anuncio comercial sería completamente irresponsable: el suicidio es un fenómeno psicosocial complejo, tiene relación con un contexto definido, problemas de autoestima y decenas de factores psíquicos y sociales que tienen que ver más con secciones policíacas o especialistas en psicoanálisis. Con todo, podemos tomar este caso como un punto de partida para hacer algunas reflexiones. Piense en esto: un bebé no nace violento, ni triste, mucho menos con resentimiento hacia un determinado sector de la sociedad. Somos los padres y nuestros hábitos quienes hacemos de los niños “una bomba de tiempo”.

¿Las pantallas educan a su hijo?

Muchas veces los padres, usted, yo, los tíos de los pequeños, caemos en delegar el cuidado de los niños a supuestos “profesionales” o “especialistas” que, convertidos en programas de televisión, juguetes o videojuegos, terminan por echar a perder lo más puro que puede exisitir en la faz de la tierra: el alma de un niño.

Regresemos a la tragedia del niño Yeuris Martínez, ¿qué tipo de factores se mezclaron para hacer que un niño, de apenas diez años de edad, decidiera ahorcarse por no tener unos juguetes?

En la etapa decembrina y de Reyes Magos, es evidente que la industria dedicada a la fabricación de juguetes busca subir sus ventas. Para ello, contrata un ejército de publicistas que bombardean las inocentes mentes de los pequeños, quienes terminan sintiéndose “fuera de lo normal” al no tener la muñeca o juguete de moda. Aunque en esa temporada el ataque publicitario se incrementa, en realidad ocurre a lo largo de todo el año.

Es claro que, en casos extremos como el de Yeuris, sumado a lo anterior subyace una pésima comunicación con los padres, quienes no logran evitar situaciones tan lamentables como la ya citada. Pero este dramático caso tal vez pueda darnos algunas lecciones importantes respecto a la crianza de nuestros hijos:

Manténgase pendiente de lo que ven sus hijos. Sólo hace falta echar un vistazo por la calle para darse cuenta de los peligros mediáticos a los que un niño está expuesto: revistas para adultos en el puesto de periódicos, comerciales de gran tamaño que muestran falsas realidades, promocionales de películas o algún artefacto, etcétera.

Todo esto, aunado a la poca vigilancia con respecto a los programas televisivos que miran, noticieros o páginas de internet, puede hacer de nuestro hijo una suerte de robot, que estará listo para activarse de la peor manera únicamente con una señal. Recordemos esto: los adultos debemos siempre estar pendientes de qué ven nuestros niños y, más importante aún, de cómo interpretan lo que ven.

No censurar, sino ayudarles a comprender. No hay algo más preciado que la libertad de expresión, es cierto: Miley Cirus es libre de bailar con la lengua de fuera y acercarse todo lo que quiera hacia quien lo desee, así como cualquier hombre puede crear letras y tocar la música que le guste más. Sin embargo, éstos son contenidos que no deben ser consumidos por los niños, simplemente porque todavía no están listos para codificar y definir con exactitud qué tan real es lo que ven y escuchan. Seamos honestos: ¡a veces ni los mismos adultos sabemos qué rayos estamos viendo!

Pero ello no debe llevarnos a caer en la censura: aparentar que las cosas que existen no lo hacen en realidad, es una terrible mentira que tarde o temprano nos explotará en la cara. Así pues, ¿qué debemos hacer para evitar lo más posible la influencia negativa de los medios de comunicación sobre nuestros hijos?

Una posible respuesta, es esta: enseñándoles principios. Los valores son el escudo perfecto. Pero recuerde que éstos no son conceptos que se memorizan a voluntad, sino formas de entender el mundo y relacionarnos con él que se aprehenden día a día, sobre todo en casa.

Busque mantener una comunicación constante con sus hijos; haga que ellos tengan siempre la confianza de preguntarle: “¿Qué es eso?”, “¿por qué es así?”. De este modo, no importará con qué cosas se crucen los ojos o mentes de sus niños: ante la duda, siempre buscarán cobijo en la sabiduría de papá o mamá. Y si usted no sabe o no comprende a cabalidad qué es aquello por lo cual sus hijos preguntan, acéptelo y busquen juntos la respuesta. De ser necesario, y si lo consideran correcto, vean el programa, juego o película de nuevo, juntos; explique a sus hijos qué pasa y qué no pasa.

Tenga siempre muy presente que todo lo que se ve en televisión, se escucha en la radio o se puede leer en una revista o periódico, pasa por un proceso de edición. Vaya, se corrige o se trabaja a modo de definir o exacerbar una idea. En palabras cortas, no está ahí por casualidad, siempre persigue un fin.

La finalidad de estas líneas es hacerle notar que los medios no son malos en sí mismos: lo malo es que deje a los niños y a los jóvenes sólos, sin escudo ni sistema de comunicación, en plena guerra.

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]


Disfruta la vida fuera de la pantalla del celular

Disfruta la vida fuera de la pantalla del celular

Disfruta la vida fuera de la pantalla del celular

Has experimentado miedo a alejarte de tu teléfono celular, tal vez estés acercándote a la nomofobia. Te invito a averiguarlo.

Con la llegada de los nuevos aparatos tecnológicos, como tabletas, teléfonos celulares, computadoras portátiles, televisores inteligentes y otros tantos, a la par han comenzado a surgir nuevos fenómenos. Uno de ellos es lo que hoy se conoce como nomofobia (el miedo a quedarse sin el celular).

Quienes han comenzado a padecer este trastorno presentan algunos de los siguientes síntomas:

  • Miedo extremo a salir de casa sin el teléfono. Si se les plantea salir sin su celular se abstienen de aceptar la invitación o, por el contrario, de llegar a hacerlo comienzan a experimentar la sensación de estar desconectados, solos, en desventaja frente a sus pares, desprotegidos, vulnerables y aislados “del mundo”. (Todos son sentimientos similares al síndrome de abstinencia).
  • Consultan varias veces al día las diferentes notificaciones. Les resulta imposible no acceder durante un día a los mensajes, chats, correos electrónicos y todo lo que contenga su celular.
  • Evitan de cualquier forma quedarse sin saldo o carga. Que el celular se apague a mitad del día, o que los minutos contratados se acaben, desata en ellos la ansiedad. Por esta razón las personas que tienden a la nomofobia llevan siempre un cargador consigo, y están todo el tiempo atentos al saldo que tienen en su teléfono móvil.
  • No se desprenden de su teléfono. Dejarlo lejos es algo impensable, y quedarse sin señal o creerlo perdido se convierte en una catástrofe; esto, como en el punto anterior, genera ansiedad.
  • Se le dificulta concentrarse en sus deberes diarios. Muchos comienzan a desatender sus obligaciones por darle mayor tiempo al uso del celular. Postergar actividades y dejar de conversar con los pares comienza a convertirse en algo común.
  • Son fanáticos de las redes sociales. La sensación de seguridad que otorga el poder conversar de manera instantánea con quien se desee, entrega implícitamente seguridad. Por ello parecen relacionarse de mejor forma con las personas que están al otro lado de la pantalla que con quienes tienen enfrente.

Pero, ¿qué hacer si estamos frente a alguien con estos síntomas, o si nosotros los experimentamos? Algunos consejos para cambiar son:

  • Buscar ayuda profesional si no se puede manejar la situación. Luego de reconocer que el teléfono celular ha comenzado a ganarnos la batalla, debemos buscar la ayuda de un psicólogo, que intervenga en este aprendizaje erróneo, para que señale diferentes pautas a seguir, a fin de dejar los miedos atrás.
  • Usar otros tipos de ayuda para recordar. Si consideras que no podrás recordar todo lo que tienes que hacer luego de comenzar a dejar atrás el celular, es tiempo de que comiences a desempolvar tu antiguo reloj, compres notas autoadhesivas, calendarios, agendas o cualquier otro objeto que te ayude a recordar las tareas pendientes.
  • Desconectar internet al hacer tareas importantes, para mantener la concentración en cada una de esas actividades que requieren concentración durante el día, tales como: horas de estudio, reuniones de trabajo, comidas, conversaciones familiares, al conducir el automóvil, etcétera.
  • Disminuir la cantidad de horas que se navega en internet. Esto debe ser un cambio gradual, que vaya en aumento al pasar los días. Puedes comenzar a restar 30 minutos diarios, y aumentar gradualmente durante la semana. Poco a poco comenzarás a percibir un cambio en tu rutina.
  • Salir en familia sin celular, para evitar la tentación de estarse fijando de manera constante en las diferentes notificaciones. Deja el celular en casa o asegúrate de que alguien te lo guarde mientras dura la salida.

Lo importante es que no dejes que la tecnología domine y ordene tu vida, sino que la utilices como parte de ella, para convertirla en una ayuda que no esclavice, ni te aleje de las personas que amas; que sea una herramienta, una aliada, que logre acercarte hacia tus metas personales y familiares. ¡Comienza a disfrutar la vida fuera de la pantalla!

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]