Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes

Posts tagged “adolescentes

Adolescentes de parto

Adolescentes de parto

Adolescentes de parto

La adolescencia es una etapa difícil, pero la belleza del adulto que se va pariendo deja atrás toda sombra de temor.

La adolescencia es una etapa de cambios, sumamente intensa y hermosa. Sin embargo, puede traer también problemas y tristezas profundas. De todas las etapas del desarrollo humano es la más cargada de afectos y emociones, y las historias y momentos vividos marcarán profundamente tu psiquismo, a tal punto que los recuerdos y las vivencias construirán el aprendizaje para tu vida adulta. Según la Organización Mundial para la Salud, (OMS), al menos el 20% de los jóvenes padecerá alguna forma de enfermedad mental –como depresión, trastornos del estado de ánimo, abuso de sustancias, comportamientos suicidas o trastornos alimentarios. Estas cifras son alarmantes, pero constituyen, al mismo tiempo, un buen incentivo para que te ayudes a evitar tales trastornos.

En esta etapa se define y se perfila tu forma de ser y de actuar. Es tan importante, que posee rasgos que la hacen distinta a otras, y que la vuelven vital en tu desarrollo. Las emociones y los sentimientos que experimentas te invaden de tal forma si no eres sostenido, y sientes a menudo que puedes quebrarte a nivel emocional. Las presiones que afrontas a diario obligan a muchos de tus amigos a sucumbir en la tristeza y el desamparo afectivo.

Sé que estás intentando adaptarte a las nuevas exigencias que el entorno te demanda, y que careces de vivencias suficientes como para sobrellevar el estrés y la ansiedad; y que muchas veces sientes dudas y temores, al punto de caer en conductas destructivas. El hombre o la mujer que serás está dentro de ti, podría decirte que estás de parto, y que es un proceso largo y doloroso, pero el resultado será bello. Ya no será tu madre quien te dé a luz, sino que, esta vez, tú serás quien alumbre por segunda vez a ti mismo, pero más pleno y más lleno de dones.

Tal vez estés sintiendo que tu parto es difícil, y que nada de lo que nace parece ser visto con buenos ojos por tus padres o profesores. Sé que no necesitas haberte iniciado en el alcohol y el fumar para sentir que algo no anda bien y que hay temores y miedos que te hacen sentir frágil y vulnerable. No solo el sexo, las drogas u otras conductas son las que tienes que afrontar; el no ser aceptado, reconocido, el ser juzgado por tu apariencia, menospreciado por gordo, flaco, tener acné o usar lentes gruesos, también son presiones que debes afrontar. ¿Sabes?, como psicóloga especializada en niños y adolescentes, sé que la creencia de tus padres respecto a que solo los adolescentes de bajos recursos, de alguna minoría y que provienen de hogares destruidos, son los que tienen problemas, es todo un tema para ti, puesto que eres blanco, estudioso, de clase media o alta y con un hogar con mascota incluida y, sin embargo, sientes que corres tanto peligro como la mayoría.

Veamos a través de preguntas sencillas algunas de las etapas que tienes que afrontar y temes no poder resistir:

  • De la masa a la individualidad. Para ello tendrás que perfilar la imagen que tienes de ti mismo, buscar tus ideologías, tu fe religiosa, elegir una vocación, optar por un estilo de vida y de relaciones, asumir valores de tipo moral. ¿Todavía te pierdes en la masa o puedes diferenciarte y decir, “Yo creo lo siguiente”? Qué te parece si haces una lista de cosas que crees o sientes, y con base en ella empiezas actuar; por ejemplo:

Creencia—motivo—consecuencia

Yo creo en Dios—porque siento que vive—me pone feliz.

No tomo alcohol—es dañino para la salud—soy sano.

  • Del caos a la responsabilidad. En un inicio aún vivirás de forma despreocupada, pero a medida que tus emociones maduren comenzarás a ser consciente de los problemas ajenos y no solo de los propios, y surgirán deseos de ser tomado en cuenta en actividades y tareas; para ello puedes analizar ciertas interrogantes: ¿Preparas con anticipación la tarea que te dieron en la escuela, o la pospones y luego le pides ayuda a tus padres?, ¿son tus padres quienes te recuerdan que debes estudiar, o puedes planificar tus tareas?
  • De la protesta al autocontrol. Para lograr ser adulto necesitas dejar de protestar contra todo y contra todos, y controlar tus impulsos. ¿Puedes postergar tus deseos, o todavía armas berrinches porque quieres las cosas ya?, ¿tienes idea de tus pertenencias, o eres de los que necesitan ser supervisados en todo?
  • De la dependencia a la autonomía. Sé que sabrás de esto: a veces eres tratado como un niño, pero te ponen límites y te das cuenta de que todavía no eres un adulto. Entonces, que alguien se ponga de acuerdo; por eso, tal vez uno de mis consejos, bien puede ser comienza a pensar en qué áreas no deseas ser considerado un niño; por ejemplo, ¿ordenas tu cuarto, o eres como los pequeños que dejan los juguetes tirados?, ¿aún pides dinero a tus padres, o deseas ganarte algunos pesos, ahorras?, ¿eres responsable con tus pertenencias, o mamá tiene que hacerte la cama, lavar tu ropa interior o prepararte la merienda?
  • Del juego al trabajo. Divertirse es maravilloso, y lo necesitas, pero en tu interior la palabra “futuro” se hace más cercana, comienzas a ser más consciente de que estás en camino hacia ese futuro y que éste depende de tus actos y decisiones. ¿Eres capaz de posponer los deseos de ver televisión, jugar o navegar en las redes sociales para leer un texto de estudio?, ¿colaboras en las tareas del hogar?

Estás en un proceso de metamorfosis en el que el adulto que serás está por nacer, esto constituye todo un reto y un bello desafío; la plenitud con que le permitas nacer está en tus manos.

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

Advertisements

Masticar mucho chicle produce migrañas en niños y adolescentes

Masticar mucho chicle produce migrañas en niños y adolescentes

Migrañas infantiles

Una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Tel Aviv (Israel), concluye que masticar mucho chicle produce migrañas en niños y adolescentes, según los investigadores, la causa es la presión que se ejerce en las mandíbulas por masticar. Si se trata de niños el problema parece agravarse, ya que los músculos de sus mandíbulas se mantienen en proceso de desarrollo. Se trata de uno de los pocos estudios que determinan la relación entre la goma de mascar y los dolores de cabeza. Por otro lado, también se ha demostrado que si se deja de mascar chicle, los pacientes con migrañas y dolores de cabeza mejoran significativamente, lo que demuestra la relación.

En la investigación se trabajó con un grupo de niños y jóvenes con edades comprendidas entre los 6 y los 19 años, que habían sido diagnosticados con frecuentes dolores de cabeza y migrañas, además se constató que masticaban chicle a diario, al menos una hora al día, en algunos casos los pacientes habían estado masticando durante 6 horas a lo largo del día. En el estudio se procedió a solicitar al grupo que no masticaran goma de mascar durante 30 días, tras pasar este periodo se evaluó el estado de cada participante. En todos los casos los niños y jóvenes experimentaron una notable mejoría, algunos incluso aseguraron que los dolores y migrañas habían desaparecido.
Los investigadores explican que los dolores de cabeza en los niños son algo normal y habitual, se producen en alguna ocasión y se apuntan varias razones para sufrir dolores de cabeza o migrañas, falta de sueño, factores ambientales como el tabaquismo, la falta de apetito, etc. Pero cuando los dolores de cabeza y las migrañas no siguen un patrón ocasional, delata otros problemas, en este caso parece ser que era el chicle el causante de los dolores de cabeza. Nos gustaría recomendaros la lectura del post Mascar chicle en clase ayuda a concentrarse y memorizar mejor, en este caso los investigadores que realizaron el estudio recomendaban mascar chicle mientras se estudia para aumentar la memoria hasta un 35%, ¿estaría la investigación subvencionada por la industria de la goma de mascar?

Para constatar los resultado obtenidos, se procedió a llevar a cabo la segunda parte del estudio, 20 de los participantes debían retomar su hábito de mascar chicle durante un periodo de 15 días, todos ellos informaron que de nuevo sufrían los dolores de cabeza. La relación entre masticar excesivamente y el dolor de cabeza no es una novedad, la diferencia es que en este caso se ha demostrado la implicación directa de la goma de mascar. Dos estudios previos en los que también se trataba esta relación ofrecían una explicación distinta a la del actual estudio, la primera investigación apuntaba que mascar chicle causaba estrés en la articulación temporomandibular, también denominada Complejo articular Craneo-Mandibular, se refiere a la articulación que hay entre el hueso temporal y la mandíbula.

En la segunda investigación se apuntó como culpable al aspartamo, un edulcorante artificial habitual en las gomas de mascar, en realidad los resultados de ambos estudios son veraces, aspartamo y estrés de la articulación temporomandibular causan dolores de cabeza, pero ¿qué ocurre con los chicles con azúcar?, ¿qué ocurre con los jóvenes que tienen perfectamente desarrollada la mandíbula y que a pesar de ello tienen los dolores de cabeza? Se puede decir que hila mucho más fino el nuevo estudio, ya que engloba los resultados de los dos estudios anteriores.

En el caso del aspartamo, hay que recordar que el edulcorante está presente en muchos otros productos y su ingesta no produce migrañas y dolores de cabeza, aunque hay excepciones. En definitiva, la moderación debe imperar en la vida, no abusar de la goma de mascar evitará que niños y jóvenes sufran más dolores de cabeza de lo que se pueda considerar normal. Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en Daily Mail.

[eduKndo Group] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]

[eduKndo Group Blog] [Porcelana Fria, Artes Decorativas & Cupcakes]